La displasia de cadera.

Muchos padres preocupados por la salud de sus hijos se me han acercado últimamente con esta pregunta en mente.

¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia de cadera es una falla en el desarrollo de la articulación formada por la copa acetabular de la pelvis y la cabeza femoral del muslo, esto ocasiona que los niños tengan dificultades para caminar y que presenten artrosis o desgaste de la articulación a edad muy temprana, lo que condiciona dolor y rigidez de la articulación. Aunque es una condición rara (se presenta en 1 de cada 1,000 nacimientos), es una enfermedad seria y puede producir discapacidad y dolor durante toda la vida.

stacks_image_547

Las causas de esta enfermedad todavía no están del todo claras, pero se sabe que ciertos factores de riesgo pueden aumentar la incidencia, tales como:

  • Ser primogénito.
  • Ser de sexo femenino.
  • Posición de nalgas durante el embarazo, en la cual los glúteos del bebé están abajo.
  • Antecedentes familiares de este trastorno.
  • Líquido amniótico escaso (oligoamnios)
  • Gran peso al nacer.

Diagnóstico

Cuando el bebé nace, su pediatra puede detectar la displasia de cadera en la mayoría de los casos con simples maniobras y hacer un envío a su ortopedista para un tratamiento adecuado. Aún así, hay tipos de displasia de cadera que no pueden ser detectados al nacimiento y que se hacen evidentes al momento que el niño empieza a caminar. A simple vista el niño empezará a realizar una marcha en vaivén, o marcha de pato, muy característica, además puede referir dolor o mostrar incapacidad para realizar un movimiento normal de la articulación. Una radiografía simple o un ultrasonido pueden ser suficientes para dar un diagnóstico certero.

31nsrcnzxhl-_sl250_

Tratamiento

En la mayoría de los casos y cuando se ha diagnosticado de manera prematura, el tratamiento consiste en la colocación de un arnés especial para mantener la cadera en su lugar mientras ésta se va desarrollando, este tratamiento puede llevar varios meses, pero es efectivo en casi todos los casos. Cuando la displasia se ha detectado tardíamente, puede ser necesaria una cirugía y una inmovilización con yeso por algunas semanas. Es importante recalcar, que mientras más tarde se detecte, más complicado se vuelve el tratamiento. Existen pacientes quienes nunca fueron detectados y en la edad adulta han requerido la colocación de una prótesis de cadera.

Por lo tanto, es indispensable que todos los niños sean revisados por su pediatra para descartar displasia de cadera al nacimiento, o en su caso por un ortopedista. Si usted sospecha que su hijo puede padecer displasia de cadera es necesario que sea evaluado por un ortopedista lo más pronto posible para así evitar secuelas.

 

OMX

Advertisements

Deja una respuesta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s